Actualidad

Actualidad católica

¿¿¿PREMIO NOBEL
AL BOSÓN DE HIGGS???

¿Premio Nobel al Bosón de Higgs
o debiera ser más bien
al Átomo Primitivo de George Lemaître?

“El británico Peter Higgs y el belga François Englert fueron los ganadores del Premio Nobel de Física 2013 por predecir la existencia del bosón de Higgs, una partícula elemental que explica el origen de la masa y es vital para entender el universo”, nos dice El Universal del 9/10/13.

¿Por qué pongo a este galardón entre signos de interrogación?  Porque, si bien estos dos reconocidos científicos prosiguieron con la comprobación de la idea del Átomo Primitivo, no fueron quienes inicialmente la plantearon.

¿Saben quién fue el primero que la enunció y cuándo?  ¿Quién fue el primero que habló de la hoy llamada “partícula de Dios”?

El científico se llama George Lemaître (1894-1966).  Y ¿quién fue este George Lemaître?  Jorge La Maitre

Fue Sacerdote y profesor de Física y Astronomía en la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica), y padre de la "Teoría del Big Bang", que él llamaba "del átomo primitivo".

Pero resulta que el científico Peter Higgs propuso esta teoría de Lemaître en 1964.  Sucede, entonces, que ahora este británico es reconocido como el dueño de la idea,  y recibe junto con Englert un Premio Nobel por lo que Lemaître ya había anunciado 33 años antes!  Y hoy en día al “átomo primitivo” de  Lemaître se le conoce como “el bosón de Higgs” o “partícula de Dios”. 

No es que sea de gran trascendencia que un científico reciba un reconocimiento por ser el primero en enunciar algo, cuando hubo otro que ya lo había presentado.  Lo importante es destacar que quien primero presentó esta teoría fue un científico que era Sacerdote.

¿Por qué es importante lo del Sacerdote científico descubridor del misterio más primitivo de la humanidad, el origen del mundo?  Por la mal ganada fama –a causa del fiasco con Galileo- que tiene la Iglesia Católica de estar opuesta a la ciencia.  Si un Sacerdote por allá en 1931 pudo enunciar la Teoría del Big Ban que él llamaba “Teoría del Átomo Primitivo”, como explicación al origen del universo, mal puede endilgarse a la Iglesia una supuesta oposición a los avances científicos.

Miren cómo enunciaba Lemaître su Teoría del átomo primitivo, muchísimo antes de que la conociéramos como la Teoría del Big Bang:

Si el universo está en expansión, en el pasado debería haber ocupado un espacio cada vez más pequeño, hasta que, en algún momento original, todo el universo se encontraría concentrado en una especie de "átomo primitivo".  (George Lemaître en artículo publicado en la revista inglesa Nature en su edición del día 9 de mayo de 1931).

El artículo era corto, y se titulaba "El comienzo del mundo desde el punto de vista de la teoría cuántica". Lemaître publicó otros artículos sobre el mismo tema en los años sucesivos, y llegó a publicar un libro titulado "La hipótesis del átomo primitivo".

Inicialmente, las ideas expuestas por Lemaître tropezaron no sólo con críticas, sino con una abierta hostilidad por parte de científicos que reaccionaron a veces de modo violento. Varios científicos, incluso Einstein, veían con desconfianza la propuesta de Lemaître, aunque era una hipótesis científica seria, porque, según su opinión, podría favorecer a las ideas religiosas acerca de la creación.

Eistein tuvo diferencias con Lemaître, hasta que en un Congreso científico en USA Einstein admitió  que el universo está en expansión; sin embargo, no le convencía la teoría del átomo primitivo, que le recordaba demasiado la creación.

Pero ya en 1933 Einstein llegó a decir que Lemaître era la persona que mejor había comprendido sus teorías de la relatividad.  A pesar de la seriedad de sus investigaciones, este Sacerdote científico de avanzada era visto con cierto rechazo posiblemente por ser Sacerdote, pero finalmente todos los Científicos, Einstein incluido, lo reconocieron y le otorgaron todo tipo de honores.

Se sabe que en ese mismo año 1933 Albert Einstein dio una serie de clases en la Fundación Universitaria de Bruselas.  Cuando un colega le preguntó si le habían comprendido bien todos los oyentes, Eistein respondió: "El profesor De Donder quizás, el canónigo Lemaître sin duda, los demás creo que no".

En una conferencia en el Instituto Tecnológico de California en la que Lemaître redescribió el universo en expansión, Einstein se levantó a la conclusión, aplaudió y dijo “Esta es la explicación más hermosa y satisfactoria de la creación que haya escuchado jamás”.

[En la imagen, Einstein y Lemaitre
tras esta conferencia]:

Lematrie y Einstein 2

 

Exposición fotográfica con motivo del 80 aniversario
de la teoría cosmológica de Lemaître:

Omenaje a lamatrie

 

Estampilla en honor a Georges Lemaitre:

Lemaître es un ejemplo entre muchos Sacerdotes dedicados a la Ciencia.  Para nombrar sólo algunos:  Thiery de Chartres, filósofo-científico de la Catedral de Chartres durante el siglo 12, es reconocido hoy como uno de los auténticos fundadores de la ciencia occidental.   35 cráteres de la luna fueron bautizados con el nombre de científicos de la Compañía de Jesús.  El Monje agustino Gregor Mendel es el padre de la genética  moderna.  El también Sacerdote Nicolás Steno, padre de la Geología.  El Padre Roger Boscovich ofreció «la primera descripción coherente de una teoría atómica», con más de un siglo de antelación al nacimiento de la teoría atómica moderna.  Y ¿a quién debemos la idea de la informática, de las computadoras? ¿quién es el promotor del lenguaje informático?  El Sacerdote Jesuita Roberto Busa (1913-2011), quien lo propuso -y casi lo exigió a la IBM- como un reto necesario y posible.

Que unos ganen indulgencia con escapulario ajeno (obtengan crédito por logros de otro),  pero ¿Iglesia enemiga de la Ciencia?  ¡De ninguna manera!

Otra de Lemaître:

El Universo en expansión – el crédito a Hubble o a Lemaître?

más artículos de Actualidad

buenanueva.nethomilia.org