LECCION # 6

4º al 10º MANDAMIENTO - MANDAMIENTOS de la IGLESIA

1.      ¿Cómo y cuándo resumió Jesús los 10 Mandamientos?

Jesús resumió los Mandamientos que Yavé había entregado a Moisés en dos leyes básicas:  Amor a Dios y amor al prójimo

Y ese resumen lo hizo cuando respondió a una pregunta que le hizo un Fariseo (los Fariseos eran expertos en la Ley de Moisés):  “Cuál es el Mandamientos más importante de la Ley”, le preguntó.   Veamos en la Biblia lo que respondió Jesús:

Mt. 22, 37-39:  “Jesús le dijo: ‘Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente’.  Este es el gran Mandamiento.  Pero hay otro muy parecido: ‘Amarás a tu prójimo como a ti mismo’”

 2.      A Dios hay que amarlo sobre todas las cosas y personas.  Y al prójimo hay que amarlo como a uno mismo.  Pero Dios nos dijo también esto: 

MEMORIZACION  Cita y texto:  Jn. 15, 12
“Aménse unos a otros como Yo los he amado” (Jn. 15, 12).

3.      Para saber cómo debemos amar a los demás tenemos que responder una pregunta:  ¿Cómo nos ama Dios?

Lo primero es que Dios ama a todos, sin importar si somos bonitos o feos, simpáticos o antipáticos.  Más aún, nos ama aunque no lo amemos a El!!! Dios nos ama sin importarle si lo amamos a El o no. ¿No les parece impresionante

Él te ama porque te creó y porque quiere que vayas a disfrutar con El la felicidad que El te quiere dar.  No te ama porque seas bueno … Porque ¿a cuántos podría entonces amar?

Tampoco Dios nos ama por lo que nosotros hacemos o dejamos de hacer.  Aunque lo rechacemos, aunque le demos la espalda, El nos sigue amando

4.      Y nosotros ¿amamos a los demás así como Dios nos ama?  ¿Cómo amamos los seres humanos?  ¿A quiénes amamos nosotros

¿No es cierto que amamos interesadamente:  amamos a quienes nos aman, a quienes tenemos cerca, a quienes nos gustan, a quienes nos caen simpáticos o son bonitos...

Podemos tener amigos que preferimos, pero tenemos que amar a todos.

Pero Dios nos pide que nos amemos como El nos ama.  ¿Entonces?

5.      Jesús nos enseñó que para amar a los demás debíamos servirlos.  ¿Cómo es eso?  ¿Cuándo vimos a Jesús sirviendo a sus Apóstoles?  ¿Alguien recuerda?

¿Quién se recuerda en la Ceremonia del Jueves Santo el Lavatorio de los Pies?  El Sacerdote lavó los pies a 12 hombres, igual que Jesús hizo en la Ultima Cena con sus Apóstoles.

Jesús nos enseñó que amar a los demás es ser servicial con ellos, es servirles.

6.      Servir a los demás no es difícil.  Si te fijas, verás que hay muchas cosas que puedes hacer por otros.  Vamos a ver algunas formas de servir a los demás en nuestra vida diaria, en la casa, en el colegio ...  ¿Qué ideas se les ocurre de servicio a los demás cada día?
         .......

Ayudar en la casa.  Aparte de portarte lo mejor que puedas, puedes ayudarla a hacer tantas cosas que hay que hacer en la casa.  Tal vez recoger los platos o poner la mesa.  O no desordenar tanto la casa.  O puedes ordenar tu cuarto y tus cosas sin que te lo tengan que obligar a hacer.    

Con tus hermanos pequeños.  Cuando ayudas a tus hermanos pequeños a guardar sus juguetes, o a vestirse o a hacer la tarea, los estás sirviendo a ellos y a tus padres, pues estás ayudando a ambos.

En el Colegio.  Puedes ser amable con tus compañeros y con tus maestros.  Ayudar a los que necesiten algo.  Prestarles algo que les hace falta.  Portarte bien en clase para no molestar a los Profesores. 

Haciendo éstas y otras cosas similares, estás sirviendo:  estás amando al prójimo como a ti mismo.

Pasemos ahora a revisar los mandamientos que se refieren al prójimo:  del 4º al 10º Mandamiento

7.      ¿Qué nos exige el Cuarto Mandamiento:  Honrar padre y madre?

Debemos amar, respetar, obedecer a nuestros padres y los que hagan sus veces.   Y, además, ayudarlos en sus necesidades.

En cuanto a la autoridad de los padres, ellos representan la autoridad de Dios en el hogar. 

8.  ¿En qué consiste la ayuda que debemos a nuestros padres?

La asistencia que requieran por enfermedad, por incapacidad o por ancianidad.  Y esa asistencia no sólo es material, sino el atenderlos también con nuestra presencia personal.  Y muy, muy importante es facilitarle la asistencia espiritual y sacerdotal que necesiten en sus enfermedades o para prepararse para la muerte.

 9.  El Cuarto Mandamiento también se extiende a otras personas que no son nuestros padres.  ¿Quiénes serán éstos?

Nuestros Padrinos y Abuelos. Nuestros Maestros y Profesores.  Párroco, Obispo y el Papa.  Autoridades de gobierno legítimas y que ordenen cosas que estén de acuerdo con la Ley de Dios y con la enseñanza de la Iglesia. 

 10.   ¿Cuál es el Quinto Mandamiento y qué cosas incluye

No matar.  Este Mandamiento se refiere, primeramente, no matar a nadie en cualquier momento de la vida humana y esto incluye desde la concepción de la persona hasta la muerte natural.

También prohibe matarse uno mismo (el suicidio).  Esto incluye la eutanasia o suicidio asistido, muy común entre los que quieren quitarse la vida porque son enfermos sin remedio o porque preveen sufrimientos físicos por los que no quieren pasar.  Peca gravemente el que quita la vida y el que decide quitarse la vida por estas causas.  Sólo Dios, Autor de la vida, puede quitar la vida.

No matar, incluye también atentar contra la propia vida  dejando de alimentarse o de cuidarse como es debido.  O haciendo cosas o consumiendo sustancias que nos hacen daño. 

De especial mención aquí como pecado:  el consumo de cualquier cantidad de drogas de cualquier tipo y nivel de peligrosidad, desde la marihuana hasta otras más peligrosas y adictivas.

El consumo de cualquier droga en cualquier cantidad está absolutamente prohibido por este Mandamiento, debido al daño y la adicción que causan.

Prohibe, también, hacerle algún daño físico al prójimo o hacerse uno mismo algún daño físico expreso.  

Pero el Quinto Mandamiento es más amplio todavía:  incluye el matar la fama del prójimo, criticándolo, chismeando o –peor aún- calumniándolo.

El Quinto Mandamiento se extiende hasta el pecado de escándalo:   darle mal ejemplo a alguien o enseñarle algún error contra la fe o la moral, o induciéndole a pecar. 

11.    ¿A qué se refieren el 6º y el 9º Mandamiento?

El Sexto Mandamiento nos exigen llevar una vida en castidad de acuerdo al estado de vida de cada uno:

Para los casados:  viviendo la fidelidad conyugal y respetando las normas morales de la procreación y la unión conyugal.
.        Para los no casados:  vivir la castidad en continencia.
.        Para Sacerdotes y Religiosos (as):  viviendo la castidad en el                           celibato.

12.    ¿Cuáles son los principales pecados contra la castidad?

El adulterio (infidelidad matrimonial), la fornicación (actos sexuales fuera del matrimonio), la masturbación, la pornografía, la prostitución, los actos homosexuales, la violación.

 13.    ¿Qué prohibe el Noveno Mandamiento?

Estimular y consentir pensamientos y deseos relacionados con lo prohibido en el Sexto Mandamiento.

14.    ¿Qué es la lujuria:

Es el deseo o goce del placer sexual de manera desordenada:
         .        separado de la unión conyugal o
         .        separado de la procreación.

15.    ¿Qué cosas creen ustedes que nos conducen a la lujuria?

         Películas, fotografías, imágenes, etc. que estimulen pensamientos y deseos contrarios a la castidad y/o que nos lleven a pecar de lujuria.  Al ponernos en ocasión de pecado, ya estamos pecando.

16.    ¿Ustedes creen que es imposible ser castos?  ¿Creen que Dios puede pedirnos cosas imposibles.

Dios dispone para nosotros todos los medios necesarios y nos da las gracias necesarias para vivir la castidad según nuestro estado de vida.  No es que sea fácil, pero no es imposible.


¿Es posible la castidad?


17.    ¿Qué cosas ha dispuesto Dios para ayudarnos a ser castos?. 

1. Los Sacramentos: 

     la Confesión:  para confesar los pecados contra la castidad, para sabernos perdonados y para recibir las gracias específicas que nos llevan a perseverar en la castid

.        la Comunión:  que nos da la fortaleza interior para ser castos.

2.  La oración:  que nos fortalece también en la lucha interior que a veces implica la castidad.  Dentro de la oración, recordar que un arma muy poderosa es el Rosario.  La Santísima Virgen María, la Purísima, es nuestra aliada en la lucha contra la lujuria.

3.  Las gracias o ayudas que constantemente está regalándonos, pero que muchísimas veces despreciamos.  Todo impulso para ser casto es una gracia divina.  El no aprovechar esos impulsos es desperdiciar las gracias que Dios nos da.

Promesa de castidad y anillos de castidad

 18.    ¿Qué cosas prohiben el 7º y 10º Mandamiento:  No robar y no codiciar los bienes ajenos?

El deseo de robar comienza por desear lo que uno no puede tener.  Es el codiciar los bienes ajenos.   Así que el 10º Mandamiento precede al 7º.  

El Séptimo Mandamiento prohibe el robo y toda clase de daños a los bienes de otro.   Esto incluye, además, robar tiempo del trabajo, para actividades innecesarias o el trabajar  o estudiar de manera irresponsable.

El Décimo Mandamiento prohibe también la avaricia (deseo desordenado de bienes), la envidia (tristeza por los bienes del otro) y la codicia (deseo de los bienes del otro).

19.  Al que robó algo ajeno ¿le basta arrepentirse y confesarse para que quede perdonado su pecado?

Está obligado, además, a devolver lo robado y a reparar los daños ocasionados. 

20.  ¿Qué prohibe el 8º Mandamiento:  No levantar falsos testimonios, ni mentir?

Falso testimonio es asegurar ante un juez algo que no es verdad sobre otra persona.  La mentira es cualquier afirmación que no sea verdad.

La gravedad de la mentira se mide sobre todo por los daños causados.  Hay mentiras más graves, como  la calumnia (mentir sobre otro, para dañar su reputación).

  Y, como en el caso del robo, si se ha robado (dañado) la reputación de otro, hay que restituirla. 

ORACION

Gracias, Señor, por enseñarme tus Mandamientos.
Quiero amarte a Ti sobre todas las cosas
y amar a los demás como Tú me amas a mí
y como Tú los amas a ellos.

Enséñame, Señor Jesús, a amar como Tú.
Primero:  cumpliendo los Mandamientos,
y luego sirviendo a los demás durante mi vida
y en cada momento del día.

Enséñame a pensar primero en el otro, antes que en mí,
enséñame a hacer el bien siempre y a darme a los demás.

Virgen Santísima, Madre de Dios y Madre mía:
Tú supiste amar de verdad.  Enséñame a amar como tú.
Amén

 

MEMORIZAR

LOS DIEZ MANDAMIENTOS de la LEY DE DIOS
1º.  Amarás a Dios sobre todas las cosas.
2º.  No tomarás el nombre de Dios en vano.
3º.  Santificarás las Fiestas.
4º.  Honrarás a padre y madre.
5º.  No matarás.
6º.  No cometerás actos impuros.
7º.  No robarás. 
8º. No darás falso testimonio ni mentirás.
9º. No consentirás pensamientos ni deseos impuros.
10º.  No codiciarás los bienes ajenos.

 

MEMORIZAR

LOS CINCO MANDAMIENTOS de la IGLESIA
1º.  Oír Misa entera los Domingos y fiestas de precepto.
2º.  Confesarse al menos una vez al año, o antes de comulgar si se está en pecado mortal, o cuando hay peligro de muerte.
3º.  Comulgar al menos una vez al año.
4º.  Ayunar y abstenerse de carne cuando lo mande la Iglesia.
Ayuno eclesiástico:  sólo agua entre comidas y 2 comidas livianas = 1 comida fuerte
Días de Ayuno y Abstinencia:  Miércoles de Ceniza y Viernes Santo.
Días de Abstinencia:  los Viernes de Cuaresma.
Días de Abstinencia o de algún otro sacrificio:  todos los Viernes del año.
5º.  Contribuir con el mantenimiento
de la Iglesia y de los Sacerdotes.

Versión
resumida
de esta lección
Temario
del Curso
Siguiente:
7- Creo en Jesucristo su Unico Hijo

 

inicio buenanueva.net Imprimir ir arriba homilia.org