¿Qué es la salvación?

2. ¿Cómo comienza
el proceso de salvación?

Comienza con el Bautismo.  Todos hemos sido predestinados para la salvación.  Pero no todos toman ese camino.

Vamos a ver ... ¿Qué recibimos en el Bautismo?

Recibimos la Gracia, que es la Vida de Dios dentro de sí.  Recibimos también la Fe.  Y, además, de la Fe, las otras virtudes teologales.  Recibimos:   Fe, Esperanza y Caridad.

¿Qué es la Fe?  La Fe es la luz que ilumina la inteligencia para descubrir a Dios.

¿Y la Esperanza?  La Esperanza eleva mi inteligencia y mi voluntad para desear lo que Dios quiere darme.

Y … ¿qué será lo que Dios quiere darme?   La Caridad.

Lo que Dios quiere darme es El mismo.  Esa es la Caridad, el Amor de Dios, porque Dios es Amor (1 Jn 4, 7b).  Y quiere darme El mismo para siempre, para toda la eternidad.  En esto consiste la salvación eterna.

¿Qué otra cosa me ha dado el Bautismo? 

Me ha hecho hijo de Dios.  Más exactamente, me ha dado el derecho a ser hijo de Dios.  Pero de hecho, yo he renunciado a ese derecho cada vez que he pecado, porque el pecado rompe mi relación con Dios.

Al comienzo del Evangelio de San Juan vemos el proyecto de Dios, con relación a nosotros, sus creaturas:  “a todos los que lo recibieron, que son los que creen en su Nombre les dio la potestad de ser hijos de Dios” (Jn. 1, 17).

Y San Pablo nos dice:  “Determinó desde toda la eternidad que nosotros fuéramos sus hijos adoptivos por medio de Cristo Jesús”. (Ef 1, 5)

Vemos, entonces, el proyecto de Dios:  nos destinó de antemano para ser “hijos de Dios”.

Esto es algo importante.  Más aún:  impresionantes.  ¿Cómo es eso de ser hijo de Dios?  ¿Qué significa ser “hijo de Dios?

Un hijo, por supuesto, es indicativo de que tiene padre.  El padre es fuente de vida humana para su hijo.

Pero … hijo de Dios ¿qué es?

Dios tiene un Hijo Único, Jesucristo.  Pero también quiso tener hijos adoptivos.

Por eso es que hemos dicho que “PADRE NUESTRO” significa primeramente que Dios -que es Padre de Jesucristo- es nuestro Padre también, porque Cristo quiso compartir Su Padre con nosotros... ¡sin nosotros merecerlo!

Temario Señales
de
Salvación
Siguiente:
3.- ¿Quiénes son
hijos de Dios?

 

inicio arriba homilia.org