bibliaheadterceranio

LECCION # 14

DIVISION DEL REINO II:
Reino del Sur (Reyes y Profetas)
(1ª Reyes 12 a 2ª Reyes 25)


Ya vimos lo que sucedió en el Norte.  Allí no hubo siquiera un rey bueno.  Dios les envió Profetas, advirtiéndoles para que se convirtieran, pero terminaron invadidos por los Asirios y desaparecieron como pueblo de Israel, aunque se formó el pueblo de los Samaritanos.

Ahora vamos a ver lo que sucedía simultáneamente en el Reino del Sur.  Allí se suceden 20 reyes diferentes en una sola dinastía:  la dinastía del Rey David.   Esa dinastía en un momento dado casi desaparece, lo cual veremos más adelante.

Hay unos pocos reyes buenos, pero la mayoría resultan ser malos.  No vamos a ver cada uno de los reyes; sólo vamos a ver detalles de algunos reyes.

Tabla de Reyes de Judá


1.     REINADO DE ASA:

Es el primer Rey bueno que tiene Judá. Asá nieto de Roboam y sucede a su padre Abías.

1ª Rey 15:
9.    Asá comenzó a reinar en Judá el año veinte del reinado de Jeroboam en Israel.
10. Reinó cuarenta y un años en Jerusalén. Su abuela era Maacá, hija de Absalón.
11.    Asá siguió los ejemplos de David, su antepasado, portándose correctamente a los ojos de Yavé, como David.
12.    Expulsó del país a todos los afeminados y destruyó los ídolos que sus padres habían construido.
13.    Incluso quitó a su abuela Maacá el título de Gran Dama, porque había hecho un altar a Aserá.
14.    Asá derribó este altar y lo quemó en el torrente de Cedrón. No hizo desaparecer los altares de los santuarios de lomas, pero su corazón estuvo siempre del todo con Yavé.


2.    REINADO DE  JOSAFAT (1ª Rey 22)

Hijo de Asá, es uno de los grandes reyes.  Hizo buenas reformas.  Envió sacerdotes y levitas a enseñar la Ley al pueblo por todo el reino.

Sin embargo, a pesar de haber sido un buen rey, cometió un error garrafal, que fue hacer una alianza con el Reino del Norte.  Y esa alianza se hace con Ajab y Jezabel (!!!).  Estos eran los que perseguían a Elías y, además, Jezabel quería destruir el Sur.

Sucedió, entonces que el hijo de Josafat, Joram, (ver Tabla de Reyes de Judá) termina casado con la hija de Ajab y Jezabel, Atalía.

En 2ª Rey 11, vemos como Atalía pretende acabar con la línea de David:  a la muerte de su hijo Ocozías, sucesor de Joram, mata a todos sus hijos y nietos para que no sucedan al rey Ocozías.  Atalía  reina  por un corto período, pues al tratar de destruir a toda la familia, le faltó eliminar a un bebé:

2ª Rey 11:
1.    Cuando Atalía, madre de Ocozías, vio que había muerto su hijo, decidió exterminar a toda la descendencia del rey.
2.    Pero Josaba, hermana de Ocozías, tomó a Joás, su sobrino, y lo sacó de entre los hijos del rey a los que estaban matando, y lo puso con su nodriza, en el dormitorio. Así lo ocultó a la vista de Atalía y el niño se salvó.
3.    Joás estuvo seis años escondido en la Casa de Yavé, mientras Atalía reinaba en el país.
4.   Al séptimo año, Joyada, jefe de los sacerdotes, mandó llamar a los oficiales de la guardia real y de los guardias carios a la Casa de Yavé. Después de hacer con ellos un pacto con juramento, les mostró al hijo del rey.
12.    Entonces el sacerdote Joyada hizo salir al hijo del rey, le puso la corona y el brazalete, lo proclamó y lo consagró. Todos aplaudían, gritando y diciendo: «¡Viva el rey!»
13.    Al oír el rumor del pueblo, Atalía se acercó al gentío que rodeaba la Casa de Yavé.
14.    El rey estaba de pie junto a la columna, como era costumbre, y a su lado estaban los oficiales y las trompetas. Los ciudadanos estaban llenos de alegría y tocaban las trompetas. Al ver esto, Atalía rasgó sus vestidos y gritó: «¡Traición! ¡Traición!»
20.    Todos los ciudadanos estaban felices y la ciudad quedó tranquila. En cuanto a Atalía, la habían muerto a espada en la Casa del Rey.

Atalía es expulsada del Templo
Presentación de Joás y expulsión de Atalía


3.     ¿Y no habían Profetas para Judá?

En medio de todo esto, Dios también envió a los habitantes del reino de Judá una cantidad de Profetas, que llamaban al arrepentimiento, y anunciaban los juicios de Dios previamente. 

A veces la gente oía a los Profetas, se arrepentían y por un tiempo servían a Dios con fidelidad y sinceridad.  Lamentablemente, estas conversiones a Dios duraban poco, pues había una terrible impureza, hechicería, supersticiones de todo tipo y una idolatría muy extendida.

Muchos de esos reyes malos que reinaron en Judá servían a los ídolos.  Y los dos peores, Ajaz y Manasés, hasta ofrecieron sus propios hijos en sacrificio al dios falso, Moloc.  Ajaz llegó a cerrar el Templo y Manasés instaló altares a dioses falsos en los atrios del Templo (!!!)

La labor de los Profetas enviados por Yavé era muy ingrata, porque tenían que anunciar la caída de su país:  anunciaban invasiones del enemigo, saqueos de las ciudades, devastación de la tierra, etc.  Manasés fue apresado con cadenas y llevado a Babilonia y muchos reyes fueron asesinados.

Tabla Reyes de Judá

El único consuelo que tenían los Profetas era la esperanza del Mesías, de cuya venida fueron teniendo noticia clara a medida que avanzaba el tiempo.

Entonces, mientras habían Profetas hablando al Norte, también en este tiempo tenemos Profetas hablando al Sur:  Joel, Isaías, Miqueas, Sofonías. 

Vamos a ver el mensaje  de algunos de estos profetas.

4.     PROFETA JOEL:

El primero de estos Profetas para el Sur, para el Reino de Judá, es Joel.

Anuncio de invasión y llamado al arrepentimiento:

Joel 2
1.  ¡Toquen la trompeta en Sión! Den la alarma en mi monte santo. ¡Tiemblen todos los habitantes del país, porque está cerca el día de Yavé: ¡Ahí viene!        
2.  ¡Día de tinieblas y de oscuridad, día de nubes y de espesa niebla! Ahí viene un pueblo numeroso y fuerte, como jamás hubo otro ni lo habrá después de él, avanza y se extiende como una sombra sobre los cerros
4.  Son semejantes a poderosos caballos y se lanzan como caballerías, saltando por los cerros.
5.  Es como el estruendo de carros, como el sonido de la llama de fuego que devora la paja seca. Son como un ejército poderoso en orden de batalla.
6.  Ante él se estremecen los pueblos, todos los rostros palidecen.
13.    Rasguen su corazón, y no sus vestidos, y vuelvan a Yavé su Dios, porque El es bondadoso y compasivo; le cuesta enojarse, y grande es su misericordia; envía la desgracia, pero luego perdona.
17.    En el patio del santuario lloren los sacerdotes ministros de Yavé y digan: «¡Yavé, perdona a tu pueblo, y no lo entregues al desprecio y a la burla de las naciones! ¿Acaso permitirás que los paganos digan: Dónde está su Dios?»

Orden de prepararse los Sacerdotes para la devastación:

Joel 1:
9.    No hay fruto que ofrecer en la Casa de Yavé, de duelo están los sacerdotes al servicio de Yavé.

13.   Pónganse su cinturón, sacerdotes, y laméntense. Lloren, ministros del Señor. Vengan a pasar la noche cubiertos de saco, ministros de mi Dios. Ya no se ven ofrendas ni vino en la casa de su Dios.
15.   ¡Ay, qué día! ¡Se acerca el día de Yavé! Es como una devastación mandada por el Todopoderoso.


5.     ¿Cuál es el consuelo que da Joel?

El Profeta Joel llega a vislumbrar lo que ocurriría siglos después en Pentecostés.

«Esto es lo que ha de suceder después: Yo derramaré mi Espíritu sobre cualquier mortal. Tus hijos y tus hijas profetizarán, los ancianos tendrán sueños y los jóvenes verán visiones.  Hasta sobre los siervos y las sirvientas derramaré mi Espíritu en aquellos días. (Joel 2, 28-29)


6.     ¿Quién habla de esta profecía de Joel enseguida de Pentecostés?

San Pedro, en su discurso enseguida de recibir el Espíritu Santo, reconoce y cita textualmente a Joel:

He 2:
15.   No se les ocurra pensar que estamos borrachos, pues son apenas las nueve de la mañana,
16.   sino que se está cumpliendo lo que anunció el profeta Joel:
17.   Escuchen lo que sucederá en los últimos días, dice Dios: derramaré mi Espíritu sobre cualesquiera que sean los mortales. Sus hijos e hijas profetizarán, los jóvenes tendrán visiones y los ancianos tendrán sueños proféticos.
18.    En aquellos días derramaré mi Espíritu sobre mis siervos y mis siervas y ellos profetizarán
.


7.      REINADO DE OZIAS
(llamado también AZARIAS):
(2ª Rey 15, 1-6 y 2 Cro 26, 3-4 y 16-21)

Leer 2ª Reyes 15, 1-6

EL Rey Ozías (llamado también Azarías) reinó por 52 años.  Fue uno de los pocos reyes de Judá que permanecieron fieles a Dios.

2 Cro 26, 3-4
3. Ozías tenía dieciseis años cuando enpezó a reinar y reinó cincuenta y dos añosen Jerusalen. Su mdre, Jecolia, era de Jerusalén´.
4. Hizo lo que es bueno delante de Yavé, como lo había hecho su padre Amasías.


8.     Pero Ozías tuvo un pecado.  ¿Cuál sería?

Lamentablemente, la prosperidad que hubo durante su tiempo lo hicieron crecer en orgullo, lo cual lo llevó a usurpar las funciones propias de los Sacerdotes.  Parecía que no le bastaba con su poder temporal y quiso también ejercer el poder espiritual, que estaba reservado a los Sacerdotes.

Leer 2 Cr 26, 16-21

Pretendió quemar el incienso en el Santuario del Templo, donde sólo los Sacerdotes podían entrar.  80 Sacerdotes trataron de impedirle esta infracción a la Ley.  Ozías, enfurecido, amenazó con golpear a los Sacerdotes con el incensario, y en el momento en que levantó la mano, fue atacado por lepra.

Debido a esta enfermedad, el Rey tuvo que vivir separado del resto de la gente hasta su muerte.  Ni siquiera podía estar en los atrios del Templo.

El Rey Osías de Judá
El Rey Ozías (Azarías) enfermo de lepra
- Rembrandt

El trono tuvo que pasarlo a su hijo Jotam.


9.     ¿Qué enseñanza podemos extraer de la situación de Ozías o Azarías?

Se parece al caso de Saúl.  Es fácil que el poder, el éxito y las riquezas corrompan, inclusive, a un hombre fiel.  Ya tenía 52 años reinando y no le bastaba con ser Rey:  quería ser Sacerdote también (!!!)

Como castigo a su orgullo, perdió su posición de Rey y tuvo que llevar una vida solitaria.  Su soledad lo haría renunciar a su orgullo y a arrepentirse de tan atrevido pecado. 


10.     ¿Era correcto que los Sacerdotes se opusieran al Rey, que era la autoridad?

Sí.  Hay ocasiones en que hay que oponerse a la autoridad legítima, aún a riesgo de peligro. 


11.     ¿Se les ocurre  algún  ejemplo en que tendrían que oponerse a una orden de sus padres?

Si los padres propusiera o exigieran que un hijo(a) cometiera un pecado.  Por ejemplo, uno muy grave:  un aborto.  Pero puede haber otras ocasiones en que  hay que obedecer a Dios y no a la autoridad.


12.     ¿Cómo se ve en los Profetas que hablan al Sur,   los  diferentes  sentidos  que tiene la Palabra de Dios?

Los Profetas que hablan al Sur, se dirigen a situaciones específicas del Reino del Sur, pero vamos a observar que también estaban hablando del Mesías por venir.


13.     PROFETA ISAIAS:

Durante los reinados de Ozías, de Jotam y de Azaz, el pueblo de Judá se dejó también llevar por la idolatría.  Por estos pecados, Dios envía a un gran profeta:  Isaías.

Isaías gran profeta
El Profeta Isaías

Desde el Capítulo 1,  el Profeta es ubicado en un momento histórico:

En los tiempos de Ozías, Jotam, Ajaz y Ezequías, reyes de Judá, Isaías, hijo de Amós, tuvo esta visión acerca de Judá y Jerusalén. (Isaías 1, 1)

Isaías es uno de los Profetas mayores.  Es considerado el más grande de los Profetas.  El libro de Isaías está dividido en dos partes 1-39 y 40-66.  Se cree que la segunda parte está escrita por uno o más profetas anónimos.


14.     ¿Qué anuncios y llamados hace Isaías?

En lenguaje sublime y terrible advirtió al pueblo de las muchas calamidades que vendrían al país si no hacían penitencia.  Isaías fue el gran predicador de la penitencia, del arrepentimiento y el perdón de los pecados.  Desde el Capítulo 1 ya pide conversión: 

¡Lávense, purifíquense! …dejen de hacer el mal y aprendan a hacer el bien. Busquen la justicia, den sus derechos al oprimido, hagan justicia al huérfano y defiendan a la viuda.»

Ahora Yavé les dice: «Vengan, para que arreglemos cuentas. Aunque sus pecados sean colorados, quedarán blancos como la nieve; aunque sean rojos como púrpura, se volverán como lana blanca… pero si ustedes insisten en desobedecerme, será la espada la que los devore; porque ésta es palabra de Yavé.» (Is 1, 16-20)

No importaba –y no importa- cuán graves fueran los pecados, ni cuán numerosos fueran.  Si se arrepentían los habitantes de Judá –si nos arrepentimos nosotros y nos confesamos- los pecados son perdonados.


15.     ¿Cómo fue llamado el Profeta Isaías?

Leer Isaías 6, 1-7

En el 740 aC, año en que murió Ozías, Isaías se ve en espíritu en el Templo.  El que en la visión el ruedo del manto de Dios ocupara toda la antesala expresa la grandeza de Dios y su santidad.  Frente a Aquél a quien los Ángeles refieren como Santox3=perfectamente Santo (3 significa perfección), la creatura se reconoce pecadora.  Isaías sabe que su naturaleza no es como la de Dios, sino que es pecador.  Por eso exclama que está perdido, porque sabe que el hombre no puede ver a Dios y quedar vivo (Ex 33, 20).  Pero Dios se adelanta enviando a un Serafín a purificarlo.  Los Serafines (Ardientes), aún siendo superiores al hombre, pueden vivir cerca de Dios, pero parece que –aún ellos- debieran protegerse del esplendor de su Gloria.

Leer Isaías 6, 8-13


16.
     ¿Cuál fue la misión de Isaías?

Ser portavoz de Yavé para anunciar que:

  • .        El pueblo, en vez de convertirse, se endurecerá
  •        De ahí resultará la ruina de Judá.
  • .        Pero se conservará la raíz, de la cual brotará una raza santa


17.     ¿Sobre  quién  profetizó  Isaías  muy especialmente?

Dios reveló a Isaías tantos detalles del Salvador del mundo que, al leer esas profecías, podría uno suponer que Isaías estaba viviendo en la misma época que Jesús.  Pero vivió 750 años antes (!!!)

Isaías predijo a Jesús
Predicciones del Profeta Isaías

Predijo con exactitud detalles del Nacimiento y de la Pasión y Muerte de Jesús.


18    .¿Qué  predijo  sobre  el  nacimiento  del Mesías?

Que nacería de una virgen:

El Señor, pues, les dará esta señal: La joven está embarazada y da a luz un varón a quien le pone el nombre de Emmanuel, es decir: Dios-con-nosotros. (Isaías 7, 14)


19.     ¿Qué significará esta profecía?

Una rama saldrá del tronco de Jesé, un brote surgirá de sus raíces.  Sobre él reposará el Espíritu de Yavé, espíritu de sabiduría e inteligencia, espíritu de prudencia y valentía, espíritu para conocer a Yavé y para respetarlo.  (Isaías 11, 1-2)

Esta profecía de Isaías da a entender que el tronco de Jesé parecerá cortado, que la dinastía de David quedara eliminada.  Y hay dos momentos en que la línea davídica parece perderse, pero Dios es siempre fiel a sus promesas:

Ya vimos que uno de esos momentos fue cuando Atalía hija del Rey Ajab y de Jezabel del Norte, mata todos sus nietos, para quedarse ella con el trono del Sur.  Pero su hermana Josaba, tomó a Joás de entre sus hermanos y lo escondió de Atalía.  Y seis años después es instaurado como Rey.  (2ª Reyes 11)

El segundo momento lo veremos más adelante y fue a raíz de la invasión de Nabucodonosor a Jerusalén, los hijos del Rey Sedecías fueron asesinados ante sus ojos, de manera que lo último que pudo ver este Rey fue la aparente extinción de la línea de David.  (2ª Rey 25, 1 -7).  Pero Sedecías tenía un tío, Jeconías, el cual engendró a Salatiel y éste a Zorobabel. Y así continúa la dinastía davídica.


20. ¿Qué nos anuncia Isaías sobre la vida pública de Jesús?

Hay un pasaje muy misterioso sobre esto:

Pero allí donde se encontraba la angustia desaparecerá la noche.  En el pasado casi aniquiló al país de Zabulón y al país de Neftalí, pero en el futuro se llenará de gloria la carretera del mar, más allá del Jordán, en la región de los paganos. (Isaías 8, 23)


21.     ¿Qué  significa  la  referencia  a  Zabulón  y Neftalí?

Las tribus de Zabulón y Neftalí quedaban en el extremo norte del Reino del Norte.  Esta zona fue ocupada por paganos cuando la invasión de Asiria.  (En el pasado casi aniquiló al país de Zabulón y al país de Neftalí)

Zabulón y Neftalí
Ubicación de Zabulón y Neftalí y el Mar de Galilea
(Mapa de las 12 Tribus)


22.     ¿Qué significa  en  el  futuro se llenará de gloria la carretera del mar, más allá del Jordán, en la región de los paganos?

Vía Maris
Carretera del Mar (Vía Maris)

La carretera del Mar (Via Maris) era una carretera natural que desde el Norte hasta el Mar de Galilea atravesaba por el país de Zabulón y Neftalí.  En el futuro (cuando vino el Mesías), aunque había nacido en Belén y crecido en Nazaret, Jesús establece su centro de operaciones en Cafarnaún, al norte, en tierra que fue de paganos, en la casa de Pedro, a orillas del Mar de Galilea, justo por donde pasaba la Vía del Mar.


23.     ¿Cómo anuncia la luz que traerá el Mesías y lo que traerá?

Isaías 9:
1.    El pueblo que caminaba en la noche divisó una luz grande; habitaban el oscuro país de la muerte, pero fueron iluminados.
2.    Tú los has bendecido y multiplicado, los has colmado de alegría. Es una fiesta ante ti como en un día de siega, es la alegría de los que reparten el botín.
3.    Pues el yugo que soportaban y la vara sobre sus espaldas, el látigo de su capataz, tú los quiebras como en el día de Madián.
5.    Porque un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado; le ponen en el hombro el distintivo del rey y proclaman su nombre: «Consejero admirable, Dios fuerte, Padre que no muere, príncipe de la Paz.»
6.    El imperio crece con él y la prosperidad no tiene límites, para el trono de David y para su reino: El lo establece y lo afianza por el derecho y la justicia, desde ahora y para siempre. Sí, así será, por el amor celoso de Yavé Sabaot.


24.    Hay  una  profecía  muy importante de Isaías, para efectos de la organización del Reino de David  y  su  continuación  en  la Iglesia Católica.  Nos la coloca la Iglesia como  Primera  Lectura  cuando  nos  presenta  la institución de San Pedro como primer Papa (Mt. 16, 18).   Nos  habla  del  Mayordomo (Albayit).  ¿Alguien la recuerda?


Isaías 22:
15.    Así habla el Señor Yavé de los Ejércitos: Anda a ver a ese funcionario, llamado Sobna, que es administrador del palacio
16.    y que se está haciendo un sepulcro en el cerro, una bóveda tallada en roca viva: ¿Qué tienes tú aquí o quién eres tú aquí para que te mandes hacer un sepulcro así?         
17.    Pues bien, Yavé te va a arrojar, hombre, te agarrará y te apretará,          
18.    te enrollará como una pelota y te hará rodar hacia una tierra lejana. Allí morirás y allí pararán tus carrozas famosas, tú que deshonras la casa de tu amo,      
19.    «Te destituiré de tu puesto y te quitaré tu cargo; Aquel día llamaré a mi servidor,
20.    a Eliaquim, hijo de Helcías. Le pasaré tu traje,
21.    le colocaré tu cinturón, y le confiaré tu cargo, y será un padre para los habitantes de Jerusalén y para la familia de Judá.
22.    Pondré en sus manos la llave de la Casa de David; cuando él abra, nadie podrá cerrar, y cuando cierre, nadie podrá abrir.


25.     ¿Cuándo vemos esta cita en el Nuevo Tesamento?

Esta es la cita que Jesús utiliza para nombrar su primer Papa, Pedro.     «Yo te daré las llaves del Reino de los Cielos: lo que ates en la tierra quedará atado en el Cielo, y lo que desates en la tierra quedará desatado en el Cielo.»  (Mt. 16, 19)

El Mayordomo será un padrePor eso los católicos llamamos Papa al Vicario (Mayordomo) de Cristo.  A él se le dan llaves, para abrir y cerrar.  Por eso el atuendo del Papa lleva dos llaves, como símbolo de esta autoridad.


26.     ¿Qué  significará  esta  otra  profecía  de Isaías?

Yo digo de Ciro: «Aquí está mi pastor», y sale para cumplir mis deseos. El dirá por Jerusalén: «¡Que la levanten!», y por el Templo: «¡Que sea reconstruido!»  (Is 44, 28).

El poder mundial pasó de Egipto a Asiria.  Luego va a  pasar de Asiria a Babilonia y luego a Persia.

Babilonia invade y destruye todo, Templo incluído.  Pero después Ciro Rey de Persia conquista Babilonia y regresa a los judíos a Jerusalén.  Con el regreso del exilio se cumple esa profecía de Isaías.

¿Por qué Ciro, un rey pagano, es tan favorable a los judíos?

Dios lo escogió para restaurar a los judíos en su tierra.

Is 45, 1-6:  
1 Así habla Yavé a Ciro, su ungido: «Yo te he llevado de la mano para doblegar a las naciones y desarmar a los reyes.  Hice que las puertas se abrieran ante ti y no volvieran a cerrarse.
2 Yo iré delante de ti y aplanaré las pendientes, destrozaré las puertas de bronce y romperé las trancas de hierro. Te daré los tesoros secretos y las riquezas escondidas, para que sepas que Yo soy Yavé, el Dios de Israel que te llamó por tu nombre.
4 Por amor a mi servidor Jacob, a Israel, mi elegido, te he llamado por tu nombre y te he lanzado sin que tú me conocieras.
5 Yo soy Yavé, y no hay otro igual,  fuera de Mí no hay ningún otro Dios. Sin que me conocieras estuve contigo,
6 para que todos sepan, del oriente al poniente,  que nada existe fuera de Mí.
7 Yo soy Yavé, y no hay otro más;  Yo enciendo la luz y creo las tinieblas, Yo hago la felicidad y provoco la desgracia, Yo, Yavé, soy el que hace todo esto.
8 Que los cielos manden de lo alto, como lluvia, y las nubes descarguen la Justicia. Que se abra la tierra y produzca su fruto, que es la salvación,  y al mismo tiempo florezca la justicia, porque soy Yo, Yavé, quien lo en
vió.

Y, no sólo los regresa, sino que Ciro reconstruirá el Templo y, de hecho, lo financiará.


27.   ¿Cómo es  el Mesías que esperaban los judíos?   Y  ¿cómo  es  el  Mesías  que anuncia Isaías?

Están esperando al Mesías, pero esperan un Mesías conquistador.  Y ¿cómo es Jesús?  Un siervo sufriente.  En Is 53 se anuncian los hechos de la Pasión de Jesús, como si el Profeta hubiera estado presente en estos dolorosos acontecimientos. 

Leer Isaías 53, 1-10


28.    En otros versículos en el  Libro de Isaías vemos estos términos:  nuevo Israel, nueva Jerusalén, nuevo Sión.  ¿A qué se refiere el Profeta?

Se refiere a la Iglesia que Cristo fundará.

Isaías también describe en términos entusiastas la belleza, la grandeza y la universalidad de la Iglesia de Cristo.  Cuando los consigamos, sepamos que se refieren a la Iglesia, que es el nuevo Pueblo de Israel, la nueva Jerusalén, el nuevo Sión.


29.     ¿Qué significa esta profecía?

Te inundará una multitud de camellos: llegarán los de Madián y Efá. Los de Sabá vendrán todos trayendo oro e incienso, y proclamando las alabanzas de Yavé. (Is. 60, 6)

Es el anuncio de la visita de los Reyes de Oriente al Rey de los Judíos.


30.     ¿Qué significa esto que Jesús dice a los judíos:  «Ustedes escudriñan las Escrituras (se refería al Antiguo Testamento) pensando que encontrarán en ellas la vida eterna, y justamente ellas dan testimonio de Mí.»?
(Jn 5, 39)

Que las profecías de Isaías y las de otros profetas, de hecho, todo el Antiguo Testamento, nos hablan constantemente del Mesías.

Por eso San Jerónimo, que en el siglo IV hizo la primera traducción de las Escrituras al Latín (versión conocida como Vulgata), dijo esto al respecto:  desconocimiento de las Escrituras (se refería al Antiguo Testamento) es desconocimiento de Cristo.


31.     REINADO DE  AJAZ:
(2ª Crónicas 28, 1-27)

Ajaz fue un rey malo.  Había sacrificado sus propios hijos al ídolo Moloc.  Había cerrado las puertas del Templo y había destruido los vasos sagrados.

Leer 2ª Crónicas 28, 1-3 y 5 y 19 y 22-24

Por todos estos pecados, Dios lo entregó en manos del rey de Siria, pero también se causaron muchas calamidades al pueblo, incluyendo mujeres y niños.


32.     REINADO DE EZEQUIAS
(2ª Rey 18 y 2ª Cro 29)

Ezequías fue un rey piadoso que sucedió a su padre Ajaz.  Lo primero que hizo fue destruir los altares a ídolos que había hecho montar su padre, abrió las puertas del Templo y pidió a los Levitas que purificaran el Templo de todas las profanaciones que habían tenido lugar allí, informando que estaba convencido de que todas las calamidades que habían sobrevenido al pueblo se debían a la idolatría y a los pecados de la gente.

Inclusive convocó a los del Reino del Norte (Israel) a que vinieran a celebrar la Pascua en Jerusalén:  unos se burlaron, pero algunos vinieron.

5.    Y decidieron enviar aviso a todo Israel, desde Bersebá hasta Dan, para que vinieran a Jerusalén a celebrar la Pascua en honor de Yavé, el Dios de Israel, porque hacía mucho tiempo que no se celebraba según el rito prescrito.
10.    Los correos pasaron de ciudad en ciudad     
11.    por el país de Efraím y de Manasés llegando hasta Zabulón. Pero se reían y se burlaban de ellos. Sin embargo hombres de Aser, Manasés y Zabulón hicieron penitencia y vinieron a Jerusalén. (2ª Cron 30, 5-11)

Dios bendijo a Ezequías y al pueblo y en ese tiempo el Reino de Judá recuperó su anterior prosperidad.

Así procedió Ezequías en todo Judá haciendo lo que era bueno y recto y verdadero, ante Yavé su Dios. Todas las obras que realizó en servicio de la Casa de Yavé, de la Ley y los mandamientos, las hizo buscando a su Dios con todo su corazón y tuvo éxito. (2ª Cron 31, 20)

Sin embargo, sucedió que después de un tiempo Senaquerib, rey de Asiria, sitió a Jerusalén con un ejército bien poderoso.  Senaquerib amenazaba con palabras altaneras poniendo su confianza en sus ídolos.

Enseguida, Ezequías hizo lo correcto, no como su padre Ajaz que se entregó a los dioses paganos, creyendo que los Asirios triunfaban con la ayuda de esos ídolos.  Ezequías, en cambio, oró en el Templo, solicitó la ayuda del Profeta Isaías, quien le mandó a decir de parte de Dios que no temiera, que Dios había oído su oración y que destruiría a los Asirios, incluyendo a su rey.

2ª Cron 32:
20.    En esta situación, el rey Ezequías y el profeta Isaías, hijo de Amós, oraron y clamaron al cielo.
21.    Y Yavé envió un ángel que exterminó a todos los mejores guerreros de su ejército, a los príncipes y a los jefes que había en el campamento del rey de Asur. Este volvió a su tierra con gran vergüenza y al entrar a la casa de su dios, allí mismo, sus propios hijos lo mataron a espada.
22.    Así  salvó  Yavé  a  Ezequías  y  a  los habitantes de Jerusalén de la mano de Senaquerib, rey de Asur, y de la mano de todos sus enemigos, y les dio paz por todos lados.


34. 
    ¿Cómo oró Isaías?

Isaías 37:
15.    Y dirigió esta súplica a Yavé:
16.    «Yavé de los Ejércitos,  Dios  de Israel,
17.    que estás sentado sobre los querubines, Tú eres el único Dios de todos los reinos de la tierra; Tú eres el creador del cielo y de la tierra. Atiéndeme, Yavé, y escucha. Abre, Yavé, tus ojos y mira. Mira las palabras de Senaquerib con que manda insultar al Dios viviente.
18.    Es cierto, Yavé, que los reyes de Asur han aniquilado a todas las naciones con sus habitantes.
19.    Y han echado al fuego a sus dioses, aunque no son dioses sino hechura de mano de hombre, de madera o de piedra, y por eso han sido destruidos.
20.    Sin embargo, ahora, Yavé, Dios nuestro, líbranos de caer en sus manos, te lo suplico, para que todos los reinos de la tierra sepan que Tú eres el único Dios, ¡Yavé!»


35.     ¿Cómo respondió Yavé?

Isaías 37:
21.    Entonces Isaías mandó a decir a Ezequías: «Esto es lo que dice Yavé, Dios de Israel: He escuchado la oración que tú me has dirigido a propósito de Senaquerib, rey de Asiria,

34.    Ahora bien, Yavé dice sobre el rey de Asur: «No entrará en esta ciudad, no le tirará ninguna flecha, no la atacará con torres rodantes ni construirá terraplenes contra ella, sino que se volverá por el camino por donde vino.»
35.    No entrará en esta ciudad, pues lo asegura Yavé: «Yo defenderé esta ciudad y la salvaré en atención a Mí y a mi servidor David.»


36.     ¿Cómo se cumplió la profecía de Isaías?

Is 37, 36-37 y 2ª Cr 32, 21:
36.    Esa misma noche el Ángel de Yavé hirió de muerte a ciento ochenta y cinco mil hombres del campamento asirio. A la hora de levantarse, en la mañana, no había más que cadáveres.
37.    Senaquerib levantó su campamento y se fue. Y de regreso se quedó en Nínive. Un día, mientras estaba adorando, dentro del templo, a Nisroc, su dios, sus hijos Adramelec y Sareser lo asesinaron a puñaladas y se pusieron a salvo en el país de Ararat. Le sucedió en el trono su hijo Asarjadón.

Entonces, esa misma noche el Ángel del Señor fue al campamento de los Asirios y eliminó a 180.000 guerreros.  Senaquerib tuvo que regresar derrotado a su país y allí en su templo idolátrico fue asesinado por sus propios hijos.  Quedó así cumplida la profecía de Isaías.


37.     ¿Qué nos enseñan los sucesos del reinado de Ezequías?

Ante los peligros hay que invocar a Dios, ponerse en sus manos y hacer lo que esté de nuestra parte, pero sabiendo que es Dios Quien nos ilumina qué hacer y nos da la posibilidad y la fuerza de actuar.

A veces, como sucedió contra Senaquerib, actúa Dios sin intervención nuestra, sino solamente en respuesta a nuestra confianza en El en la oración.

Isaías oró pidiendo fueran librados de las manos del enemigo, pero para que se viera la gloria de Dios.


LA BIBLIA TENÍA RAZÓN
:

Prueba arqueológica de 2016 que confirma datos contenidos en la Biblia sobre un templo erigido por el Rey Ezequías para combatir los cultos idolátricos de su época:

38.     PROFETA MIQUEAS:

En este tiempo de Ajaz y Ezequías, Dios envía al Profeta Miqueas.


Miqueas 1:
1.    Estas fueron las palabras de Yavé a Miqueas de Moreset en tiempos de Jotam, Ajaz y Ezequías, reyes de Judá; y éstas, sus visiones sobre Samaria y Jerusalén.
2.    Que escuchen todos los pueblos; que ponga atención la tierra y todo lo que contiene, pues Yavé sale de su palacio santo para declarar en contra de ustedes.

6.    Convertiré a Samaria en un campo cubierto de escombros, que no sirve más que para viñas. Echaré a rodar sus piedras por el valle y así quedarán a la vista sus cimientos.
         (Aquí hay una profecía para el Reino del Norte, cuya capital es Samaria)

Miqueas 3:  Anuncia la destrucción de Jerusalén y del Templo:


10.    Sión se está edificando sobre sangre, y Jerusalén, en base a crímenes.
12.  Pero precisamente por sus maldades Sión va a quedar como un potrero arado, Jerusalén será reducida a escombros y el cerro del Templo será cubierto por el bosque salvaje.

Miq 5: Explica por qué y para qué la destrucción:

9.   Y sucederá aquel día - oráculo de Yahveh - que Yo …
10.   extirparé las ciudades de tu tierra, y demoleré todas tus fortalezas;
11.   extirparé de tu mano las hechicerías, y no habrá para ti más adivinos;
12.    extirparé tus estatuas y tus estelas de en medio de ti, y ya no podrás postrarte más ante la obra de tus manos,
13.    arrancaré de en medio de ti tus cipos y aniquilaré tus ídolos.



39.
     Ante estos anuncios de destrucción ¿cuál fue el consuelo de Miqueas?

El anuncio del Nacimiento del Mesías en Belén, que es la profecía que más conocemos de este Profeta, la que dan los sabios cuando los Reyes Magos llegan a Jerusalén preguntando sobre el Rey de los Judíos.

Miqueas 5:
1.    Pero tú, Belén Efrata, aunque eres la más pequeña entre todos los pueblos de Judá, tú me darás a aquel que debe gobernar a Israel: su origen se pierde en el pasado, en épocas antiguas.
2.    Por eso, si Yavé los abandona es sólo por un tiempo, hasta que aquella que debe dar a luz tenga su hijo. Entonces el resto de sus hermanos volverá a Israel.
3.    El se mantendrá a pie firme y guiará su rebaño con la autoridad de Yavé, para gloria del Nombre de su Dios; vivirán seguros, pues su poder llegará hasta los confines de la tierra.


40.     JUDIT

Después de un tiempo de arrepentimiento y penitencia, la gente de Judá volvió a olvidarse de Dios.  Así, al comienzo del reinado de Manasés, que fue el sucesor de Ezequías, Dios envió un castigo terrible, que pudo haber resultado en la total destrucción de la nación en ese momento, si no hubiera sido por la valentía de una santa mujer viuda llamada Judit.

El libro de Judit comienza narrándonos la conquista que fue haciendo Nabucodonosor por todos los reinos, a través de su general en jefe, Holofernes.  Y en este momento ya intenta liquidar el Reino de Judá también.

Sitió la ciudad de Betulia, cortando las fuentes de agua que suplían la ciudad.  Así era muy difícil resistir.  Y sabían que rendida Betulia, la próxima asediada sería Jerusalén.  Sin embargo, oraron e hicieron penitencia.  Pero, mientras tanto, Holofernes esperaba que se rindieran por sed.

Leer Judit 4, 9-13 y Judit 5, 1-5

Ajior, general de todos los amonitas, le respondió: «Escucha, señor, que te diré la verdad sobre ese pueblo que habita esta montaña junto a la que te encuentras. (Jud 5, 5)

Y da un magnífico recuento del origen de Israel y de las maravillas que Dios hacía a favor de ellos, si el pueblo estaba con Dios:

Leer Judit 5, 6-19

Agior da el mejor y más sabio consejo de guerra a Holofernes:

Judit 5:
20.    Así, pues, poderoso señor, informémonos para saber si este pueblo se ha portado mal y si han pecado contra su Dios; si la cosa es así, subamos y ataquémoslos.
21.    Pero si no hay maldad en esa gente, déjalos y vuélvete, no sea que su Dios los proteja con su escudo y toda la tierra sea testigo de nuestra derrota.»

Pero los que escuchaban no creyeron a Ajior y hasta pensaron en apalearlo:

22.    Cuando Ajior terminó de hablar, el pueblo reunido en torno a la tienda comenzó a criticar. Los magnates de Holofernes y los habitantes de la costa de Moab hablaron de apalearlo.
23.    «¡No tememos a los hijos de Israel! Es un pueblo sin fuerza que no está preparado para una lucha dura.
24.    Subamos, señor Holofernes, que serán un botín para tu ejército.»

Holofernes no hizo caso a Ajior.  Nótese que Nabucodonosor, rey de Babilonia, es considerado dios.

Judit 6:
1.    Calmado el alboroto de la asamblea, Holofernes, jefe supremo del ejército de Asiria, dijo a Ajior y a los moabitas delante de los pueblos extranjeros:
2.    «¿Quién eres tú, Ajior, y quiénes ustedes, que se dejaron sobornar por Israel y que hoy se permiten profetizar contra nosotros? ¿Por qué nos aconsejan que no luchemos contra Israel, diciendo que Dios los protegerá con su escudo? ¿Qué otros dioses hay fuera de Nabucodonosor? El nos dará fuerza y los exterminará de la faz de la tierra, sin que su Dios pueda librarlos.

Continúa Judit 6, 3-4 y 10 y 13-14 y 17-19
Judit 7, 19-32.

Judit 8:
1.    En Betulia vivía Judit … de la tribu de Simeón.
4.    Hacía tres años y medio que Judit era viuda de Manasés.
5.    … Se vestía de penitencia
6.    y ayunaba todos los días, menos los sábados y otras festividades de Israel.
7.
    Era extremadamente hermosa. Su marido le había dejado muchas riquezas …
8.    No había nadie que hablara la más mínima palabra en su contra, ya que procuraba agradar a Dios en todo.
9.    Judit, pues, oyó las amargas palabras que el pueblo había dicho contra el jefe de la ciudad, pues habían perdido el ánimo ante la escasez de agua. También supo que Ozías había prometido que al cabo de cinco días entregaría la ciudad.
10.    Entonces envió a llamar a los dirigentes Jabrí y Jarmí.
11.    Cuando llegaron a su casa les dijo: «Escúchenme, jefes de Betulia. No están bien las palabras que han pronunciado delante del pueblo, cuando incluso han jurado ante Dios que entregarían la ciudad a nuestros enemigos si en el plazo convenido el Señor no les enviaba socorro.
12.    ¿Quiénes son ustedes para poner a Dios a prueba?
13.    Ese no es el medio para atraer su misericordia; más bien sirve para provocar su ira.
15.    Si no quiere socorrernos en el plazo de cinco días, tiene poder para salvarnos en cualquier otro momento, como lo tiene para destruirnos en presencia de nuestros enemigos.
16.    Pero ustedes no exijan garantías a los designios del Señor, nuestro Dios, porque Dios no se somete a las amenazas como un hombre, ni se le impone decisión alguna, como a hijos de hombres.
17.    Más bien pidámosle que nos socorra mientras esperamos confiadamente que nos salve, y
El escuchará nuestras súplicas, si le agrada hacerlo.
18.    Es verdad que no se encontraría en nuestros días tribu, familia, pueblo o ciudad de las nuestras que se postre ante dioses hechos por mano del hombre, como sucedió en otros tiempos,
19.    por lo cual, en castigo, nuestros padres fueron entregados a la espada y al saqueo, y murieron en forma desastrosa ante sus enemigos.
20.    En cambio, nosotros no reconocemos a otro Dios fuera de El, y en esto radica nuestra esperanza de que no nos mirará con indiferencia, ni a nosotros, ni a ninguno de nuestra raza.
21.    Porque si de hecho se apoderan de nosotros, caerá toda Judea, y nuestro Santuario será saqueado.
24.    Ahora, pues, mostremos a nuestros hermanos que nos sentimos solidarios con ellos y que sabemos luchar por nuestra religión, nuestro Templo y su altar.
25.    Por todos estos motivos debemos dar gracias al Señor, nuestro Dios, que ha querido probarnos como a nuestros padres.
26.    Recuerden lo que hizo con Abraham, las pruebas por las que hizo pasar a Isaac, lo que le sucedió a Jacob en Mesopotamia de Siria cuando pastoreaba el rebaño de Labán, hermano de su madre.
27.    Como los colocó en el crisol para probar sus corazones, así el Señor nos hiere a los que nos acercamos a El, no para castigarnos, sino para instruirnos.»

28.    Ozías respondió: «En todo lo que has dicho, has hablado con criterio, y nadie podrá oponerse a tus razones,
29.    ya que no es hoy cuando has comenzado a dar muestras de tu sabiduría, sino que desde hace mucho tiempo todo el pueblo conoce tu inteligencia y la generosidad natural de tu corazón.
30.    Pero el pueblo padecía mucha sed y nos obligaron a cumplir nuestra palabra, y a comprometernos con un juramento que no podemos romper.
31.    Ahora, pues, tú que eres piadosa, pide por nosotros al Señor que envíe lluvia para llenar nuestros pozos, y así no nos veamos desfallecidos.»
32.    Judit respondió: «Escúchenme. Voy a hacer algo cuyo recuerdo se prolongará entre los hijos de nuestra raza de generación en generación.
33.    Esta noche estén en la puerta de la ciudad. Yo saldré con mi sirvienta y, antes del plazo que se han fijado para entregar la ciudad a nuestros enemigos, el Señor, por mi medio, visitará a Israel.
34.    No intenten averiguar lo que quiero hacer, pues no lo diré hasta no haberlo cumplido.»
35.    Entonces Ozías y los jefes le dijeron: «Vete en paz, y que el Señor Dios vaya delante de ti para tomar venganza de nuestros enemigos.»

Judit 9:
1.    Judit se arrodilló con el rostro inclinado, puso ceniza sobre su cabeza y dejó ver el saco que tenía puesto. Era precisamente a la misma hora en que se ofrecía en la Casa de Dios de Jerusalén el incienso de la tarde. Y dirigió su voz al Señor, diciendo:
5.    ¡Dios mío, escúchame! Tú hiciste las cosas pasadas, las presentes y las venideras, Tú has pensado el presente y el futuro, y sólo se realiza lo que
Tú dispones, ya que los acontecimientos que Tú quieres se presentan y te dicen: ¡Aquí estamos!
6.    Pues preparas tus intervenciones y tus decisiones están previstas de antemano.
10.    Castiga con la astucia de mis palabras al esclavo y al señor, al jefe y sus servidores; acaba con su soberbia por medio de mi mano de mujer.
11.    Pues tu fuerza no está en la multitud, ni tu poder en los valientes, sino que eres el Dios de los humildes, defensor de los pequeños, apoyo de los débiles, protector de los abandonados, salvador de los desesperados.
12.    Sí, Dios de mi padre y Dios de Israel, Señor de cielos y tierra, Creador de las aguas, Rey de toda la creación, ¡escucha mi plegaria!
13.    Dame palabras seductoras para herir y matar a los que vienen como enemigos de tu alianza, de tu santa Casa, del monte Sión y la Casa que pertenece a tus hijos.
14.    Haz que toda nación y toda tribu reconozca que eres Dios, todopoderoso y fuerte, y que fuera de ti no hay otro protector para el pueblo de Israel.»


Judith con la cabeza de Holofernes

Leer Resumen Bíblico: 
JUDIT

o continuar con texto bíblico:

Judit 10, 1-23 y Judit 11, 1-5 y 8-22

Judit 12:
10.    Al cuarto día, Holofernes dio un banquete al que invitó solamente a sus oficiales, excluyendo a los que estaban de servicio.
11.    Dijo a Bagoas, su mayordomo: «Convence a esa mujer hebrea que está en tu casa que venga a comer y beber en nuestra compañía.
13.    Bagoas salió, pues, de la carpa de Holofernes y entró en la de Judit. Le dijo: «No te niegues, bella joven, a venir donde mi señor para que te honre y bebas con nosotros alegremente ...»

Judit 13, 1-20

Judit 15:
8.    El sumo sacerdote,  Joaquín,  y todo el Consejo de Ancianos de los habitantes de Jerusalén vinieron a enterarse de los beneficios con que el Señor había colmado a Israel, y para ver a Judit y saludarla.
9.    Al entrar a su casa, todos la felicitaban con estas palabras: «¡Tú eres la gloria de Jerusalén, el orgullo supremo de Israel, el honor mayor de nuestra raza!
10.    ¡Qué obra más grande ha sido la de tus manos, y qué beneficiosa resultó para Israel! Dios ha mirado con buenos ojos todo lo que hiciste. ¡Que el Señor Todopoderoso te bendiga a través de las edades!» Y todos respondieron: ¡Amén!

Judit 16:
20.    Durante tres meses el pueblo permaneció en Jerusalén celebrando fiestas delante del Santuario. Judit estaba con ellos.
21.    Pasados aquellos días, cada uno volvió a su casa. Judit regresó a Betulia y se dedicó a su hacienda. Fue famosa en todo el país hasta el día de su muerte.
22.    Muchos le ofrecieron matrimonio, pero no aceptó a nadie desde que murió su esposo Manasés…
23.    .... Murió en Betulia a la edad de ciento cinco años y fue sepultada en el sepulcro de Manasés.
25.    Mientras vivió Judit, nadie amenazó a Israel, y ni siquiera mucho tiempo después de su muerte.


41.     ¿A qué recuerdan estas palabras que fueron dichas a Judit?

«Que Dios Altísimo te bendiga más que a todas las mujeres de la tierra».

A las palabras de Santa Isabel a la Santísima Virgen María:  «Bendita tú entre las mujeres».

«¡Tú eres la gloria de Jerusalén, el orgullo supremo de Israel, el honor mayor de nuestra raza!

Antífona que se usa en la Liturgia para Solemnidades y Fiestas de la Virgen.


42.     ¿Qué simbolismo comparativo puede haber  con  la  cabeza  de  Holofernes  y  la espada de Judit y la descendencia de la Mujer del Génesis (Gn 3, 15)  que aplastará la cabeza de la serpiente infernal?

Judith, viuda casta, usó la espada de Holofernes y con ella le cortó la cabeza a Holofernes, así liberó a su pueblo del cautiverio y la esclavitud.  María, Inmaculada y Pura, a través de su Hijo, aplastará la cabeza del Holofernes infernal y liberará a toda la humanidad del poder del demonio.


43.     ¿Qué podemos imitar y aprender de Judit?

1.      Piedad y espíritu de oración:  Oraba devotamente y con frecuencia, lo que la hacía estar en contacto con Dios.  En oración debe haber recibido la inspiración y fuerza para salvar a su pueblo.

2.      Espíritu de penitencia y templanza:  Su esposo le dejó riquezas, pero vivía en pobreza y castidad, retirada del mundo, practicando ayunos y penitencias (el saco a que se hace referencia eran sacos de pieles de animales o de tela áspera que se ponían bajo las vestiduras para causar molestia como penitencia).

3.      Heroísmo:  Su vida de oración y penitencia la hacían muy fuerte espiritualmente.  El resultado era una confianza en Dios irrestricta, la cual le daba valentía y arrojo.

4.      Humildad:  No se dejaba influir por los halagos relacionados con sus posesiones, su inteligencia, su belleza.  En su acción valiente, daba gloria a Dios:  «¡Alaben a Dios! ¡Alábenlo! ¡Alábenlo, porque no ha apartado su bondad del pueblo de Israel! ¡Esta noche, por mi mano, ha aplastado a nuestros enemigos!»

Nota:  Igual que el Libro de Tobías, lamentablemente el Libro de Judit es otro de los deuterocanónicos, que los Protestantes consideran apócrifos.  Tampoco lo tienen los judíos.  Ambos se pierden de este episodio histórico real tan maravilloso.


44.     REINADO DE MANASES:

Estos eventos sucedieron al comienzo del reinado de Manasés.  Pero … ¿cómo fue el Reinado de Manasés?

Manasés, hijo de Ezequías, no fue como su padre, pues hasta sacrificaba niños a Moloc.

Leer 2ª Reyes 21, 1-6 y 10-14

También aquí se anuncia la destrucción de Jerusalén y la deportación futura.


45.     REINADO DE JOSIAS:

2ª  Reyes 22:
1.    Josías   tenía   ocho   años   cuando comenzó a gobernar, y reinó durante treinta y un años en Jerusalén.  Su madre era Jedidá, hija de Asías, de Boscat.
2.    El hizo en todo lo que es recto a los ojos de Yavé, y siguió las huellas de David, su padre, sin desviarse para ningún lado.

Josías introdujo muy buenas reformas, pues trató de revertir los daños de sus antecesores.


46.     SEDECIAS, el último Rey:

2ª  Rey 25:
1.    En el noveno año del reinado de Sedecías, el día diez del décimo mes, vino Nabucodonosor con todo su ejército contra Jerusalén y acampó alrededor de la ciudad,
2.    cercándola con una empalizada. La ciudad estuvo cercada hasta el año once.
3.    El día nueve del cuarto mes de este año once, el hambre se hizo sentir muy fuerte en la ciudad y faltó el pan para la gente del pueblo.

7.    Los hijos de Sedecías fueron degollados a su vista, y a él le sacó los ojos, encadenándolo con una doble cadena de bronce para llevarlo a Babilonia.

La última cosa que vio Sedecías fue la muerte de todos sus hijos.  Sedecías está ahora ciego.  Toda su descendencia asesinada.  Cree que la línea de David quedó truncada.  Y atado  va caminando hasta Babilonia.

¡Qué curioso:  el último Rey que reina en Judá está regresando a donde comenzó esta historia, pues de Ur de Caldea (ahora Babilonia) salió Abraham!

Después de Sedecías, fortalecido Nabucodonosor y Judá en un exilio de 72 años en Babilonia hay una aparente extinción de la dinastía davídica.  Y así lo creen los judíos.


47.     Pero … ¿qué dice el Evangelio de San Mateo al comienzo?

San Mateo en su Evangelio anuncia la buena nueva que la línea de David no había sido extinguida durante el exilio y que había nacido Jesús, el Mesías, hijo de David, tal como había sido anunciado en las Escrituras.

San Mateo, que dirige su Evangelio eminentemente a los judíos, en la genealogía de Jesús con que comienza su Evangelio, quiere mostrar que Jesús viene de la línea de David.

De Abraham hasta David era bien conocida la genealogía, pues aparecía en Génesis, Números y Crónicas.  Pero en Mt 1, 12 hay una gran noticia:  la línea de David fue mantenida viva en secreto después de que Jeconías, tío de Sedecías, engendra a Salatiel y éste a Zorobabel.  Los judíos sabían de Zorobabel, pero no sabían que tenía los descendientes que San Mateo anuncia.

Lo que sucedía es que los judíos no podían tener su propio rey si eran vasallos.  Por ese motivo, desde que muere Sedecías, los descendientes de David permanecieron en la clandestinidad.

Es por esto que Herodes manda a matar a todos los niños:  para eliminar al Rey de los Judíos, uno de la Casa de David que vuelve a aparecer, cuando se creía que estaba eliminada la dinastía davídica (Mt 2, 1-3).


48.     ¿Quién  viene  a  ser,  entonces,  San José?

San José, entonces, a pesar de ser carpintero, es el Rey de la Casa de David.

San José Rey de la Casa de David
San José, Rey de la Casa de David

ORACION

Señor: 
Tú escogiste nacer de la Tribu de Judá,

la cual preservaste,
a pesar de sus frecuentes infidelidades,

para salvar a toda la humanidad.

Te damos gracias, Señor,
porque igual haces con nosotros:

Tú nos preservas,
a pesar de nuestros pecados,

y nos salvas con tu Gracia
y con tus gracias.

En esos tiempos, Señor,
Tú enviabas a los profetas

como guías de tu Pueblo,
para que la gente volviera a Ti.

Y no los escuchaban, Señor, despreciaban tu mensaje.
Por eso, muchas veces
tenías que castigar y purificar:

Era la única manera
en que volvían a Ti.

En nuestros tiempos,
Señor, ya nos has dado a conocer muchas más cosas,

ya tu Hijo Jesucristo vino y nos dijo cómo podíamos volver a Ti.
El nos dejó la Iglesia por El fundada, nuestra Iglesia Católica,
donde recibimos todas las gracias necesarias para nuestra salvación,
donde se nos enseña la manera
de llegar a la Jerusalén Celestial.

En aquel tiempo suscitaste a Judit,
quien con una confianza
y una valentía dada por Ti mismo,

derrotó a todo un ejército,
eliminando a su jefe.

En estos tiempos tenemos a tu Madre,
la Santísima Virgen María,

que aplasta
la cabeza del enemigo infernal
con su descendencia,

Jesucristo, nuestro Señor.
Amén

buenanueva.net
imprimir
top
homilia.org